google-site-verification: googleac1700d1e19b095b.html

EL EGO ES EL ENEMIGO DE LA SANACIÓN.

Actualizado: ago 18


Sientate en un lugar tranquilo, donde nadie pueda molestarte y toma la posición que te sea más comoda para meditar.

1.- Respiración silenciosa

Respira por la náriz y ve frenando el ritmo de inspiración y expiración , poco a poco. Comienza a focalizar la respiración primero por una fosa nasal y despues por la otra fosa nasal.

2.- Toma conciencia de tu cuerpo físico

Relaja tu cuerpo, toma conciencia de tus pulmones, de tu piel, tus piernas, pies, manos, brazos, latidos del corazón…

3.- Toma conciencia de tu dimensión mental

Entra en tu mente consciente, tu personalidad, tus gustos, con aquello que te identificas cuando dices “yo soy así”. Miralo como si tu lo vieras desde fuera, en una pantalla de cine. Como observador objetivo. Tu manejas la visualización de tu mente.

4,. Haz ejercicios

  1. Detén el fluido de pensamientos

  2. Observa tu ego, pensamientos, sentimientos, deseos que sean para tu beneficio. Ejercita el desapego .

  3. Intenta apagar todo, detener la mente y llenala de luz

  4. No permitas que lleguen pensamientos, sentimientos, etc.

Ve tomando las riendas de tu mente, haz ejercicios de mindfulness, recomendamos lecturas budistas sobre este tema del control mental.

4.- medita y toma conciencia de tus sentimientos, estados de animo. Observa los sentimientos y emociones negativos que no quieres enfrentar. Puedes meditar con la ayuda de sonidos sanadores, cuencos tibetanos, de cuarzo, canto de aves, sonidos chamanicos sanadores, musica tibetana, mantras, musica sufi…Pide ayuda a tu ángel guardián en este trabajo. La oración es importante, realizada con humildad y honestidad. Identificate con tu Ser Superior, y crea tu Santuario Interno, el Templo de Luz.

Hacer postraciones imaginando que tenemos delante a gente que nos ha hecho daño o nuestros “enemigos”, es tambien un ejercicio de humildad contra el ego.



© 2017 , Guardians da Terra Sagrada.