google-site-verification: googleac1700d1e19b095b.html

El estrés, es el origen de la mayoria de las enfermedades.

Actualizado: 10 de abr de 2019

El estrés es una bestia negra para la salud que no solemos tener en cuenta cuando nos encontramos mal.

El estrés es el origen de muchísimas enfermedades y a veces la medicina convencional no lo relaciona. Es típico ir al médico por un dolor de cabeza o de espalda. Empiezan a hacerte pruebas, a investigar buscando lesiones, cuando en realidad la causa de todo es el estrés, que genera una serie de hormonas que circulan por el cuerpo y alteran múltiples funciones. Esto provoca contracciones musculares, aumento de la tensión sanguínea y muchos otros problemas que surgen a largo plazo. El estrés actualmente se ha convertido en una patología crónica por el tipo de vida que llevamos. Hay que atender un montón de responsabilidades: laborales, domésticas, de familia… Y esto no solo genera la liberación de la adrenalina del estrés puntual (el que se disparaba en el hombre primitivo cuando un oso lo perseguía y le servía para salvar la vida), sino que se secreta otra hormona, el cortisol. Cuando tenemos un nivel alto de cortisol en la sangre de forma continua se altera el sistema nervioso y empiezan a aparecer diversos síntomas, no relacionados con una causa evidente, pero que te hacen ir al médico.


Lo normal es generar un poco de cortisol por la mañana cuando te levantas, lo que hace que nos pongamos en acción, pero luego desciende y se estabiliza durante el día hasta alcanzar los niveles más bajos por la noche, que nos permiten dormir. Cuando hay estrés crónico, se mantiene a niveles altos incluso cuando llega la noche, y de ahí viene el insomnio, la ansiedad…


Es interesante saber que las mujeres reciben en mayor grado el impacto del estrés que los hombres, sobre todo en la menopausia. Así, desde la Asociación Psicológica Americana(APA) nos indican que el género femenino es más sensible a estos estados.

Sin embargo, tienen una ventaja frente a los hombres: pueden lidiar mejor con él, reaccionan antes y suelen dar el primer paso en busca de ayuda o apoyo social. Los hombres, por su parte arrastran en ocasiones estos estados de forma crónica y silenciosa sin animarse a dar el paso, a pedir ayuda o a realizar cambios.

Por ello, es imprescindible que sea cual sea nuestro género, trabajo o edad, tengamos muy claro un aspecto: cuidar de las emociones es cuidar de nuestra salud.


Para solucionarlo, necesitamos de un enfoque amplio, holístico y multidisciplinar.

De este modo, es necesario que contemos siempre con una buena ayuda profesional, la cual, combinada con mejores hábitos de vida y cambios en nuestra alimentación generarán sin duda un cambio positivo en nuestro bienestar. Pero recuerda que eres tú quien ha de cambiar., caminar, nadar y una buena dieta, hacer una buena depuracion de pensamientos y de nuestro cuerpo, aprender a soltar ...


El romero es una planta calmante, un sedante y una planta esencial para desinflamar. Es más, desde la Facultad de enfermería Christine E Lynn, en Florida Atlantic University, realizaron un estudio donde se demostró su efectividad para aliviar el estrés.

Una buena limpieza a partir de plantas, caldos vegetales… Hay que eliminar toxinas para que las funciones vitales puedan funcionar y las células realicen los intercambios celulares necesarios. De lo contrario la matriz celular se ensucia, no se realiza un buen intercambio y esto genera estrés celular. Este estrés que provocan las células que luchan por sobrevivir y están ahogadas en detritus varios es la base de las enfermedades. La limpieza es muy importante para encontrarte activo y con vigor. Si estás intoxicado te baja la vitalidad y la energía, no tienes ganas de hacer nada, te encuentras cansado… Es un círculo vicioso. También conviene realizar una buena quelación de metales pesados, por ejemplo, porque tenemos mucho plomo, cadmio… Si eliminamos estos metales pesados, el cuerpo puede volver a absorber los oligoelementos que necesita para poder funcionar. Las algas, sobre todo la chlorella, son uno de los mejores complementos naturales para eliminar metales pesados del organismo.


Hoy en día la persona estresada va al médico y le comenta: “no me encuentro bien, estoy muy estresada, no duermo, tengo angustia, estoy triste….” Para esto la medicina convencional tiene solo dos remedios: los ansiolíticos y los antidepresivos.

La valeriana relaja y también ayuda a conciliar el sueño. Para el insomnio tenemos el lúpulo, la amapola o la flor del naranjo amargo, menos conocida pero muy efectiva. Unas gotitas de cualquiera de estas tres plantas antes de ir a dormir ayudan a relajar el sistema nervioso. Para la ansiedad diurna existen diversas opciones, en función de la forma de ser de cada persona. Hay quien necesita ginseng, eleuterococo o rhodiola, plantas adaptógenas que potencian la respuesta interna frente a las demandas del medio externo. Es cierto que energetizan, pero a veces el estrés viene provocado por una falta de respuesta del organismo. Luego tenemos plantas como el hipérico, muy efectivo para levantar la moral a quienes el estrés les provoca depresión. Está el sauce, que ayuda a dormir mejor a las personas que padecen dolores musculares o reumáticos, mientras que el espino blanco es ideal para quienes el estrés les provoca palpitaciones, arritmias o hipertensión. También tenemos los aceites esenciales, muy indicados sobre todo en niños. Unas gotitas de lavanda en la almohada pueden ayudar a los pequeños de la casa a dormir mejor y unas gotas en el baño relajan el sistema nervioso y ayudan a conciliar el sueño.


Las personas estresadas consumen mucho magnesio y su organismo necesita más cantidad del que obtienen a través de la dieta. Esto provoca nerviosismo y muchas otras patologías como calambres, dolores de cabeza, contracturas… Son síntomas de subdéficits


Las terapias florales son ideales en la infancia, en casos de nerviosismo y yo incluso optaría antes por dar a un niño Flores de Bach que un remedio homeopático si no estás seguro del que necesita. La homeopatía es ideal para problemas de estrés y ansiedad.


Nosotros en nuestros retiros y cursos, depuramos energías y el cuerpo, a través de masajes, dietas vegetarianas con plantas de temporada que cultivamos en nuestro huerto, plantas medicinales, aceites esenciales, flores de Bach y remedios homeopaticos.. Tratamiento reiki y los paseos por el bosque, practicando shinrin yoku, técnicas de relajación, mindfulnes, meditación caminando zen, meditación budista yoga, ejercicios de danza y visita a termas en plena naturaleza. Lo encontrarás con los diferentes monitores en nuestros cursos y retiros, para grupos limitados o personales.


Está cientificamente comprobado que los baños de Sol, del Bosque (Shinrin Yoku) y abrazar árboles, son técnicas altamente eficaces para combatir el estrés y fortalecer nuestra salud física y mental.

Ya está demostrado científicamente que abrazar árboles, pasear o estar cerca de ellos, influye en nuestra salud y tiene un efecto beneficioso sobre nuestro cuerpo físico, nuestras emociones y nuestra mente.




#vacaciones #reiki #fitoterapia #estrés #retiros #vacaciones #sanergía #naturaleza #senderismo #floresdebach #bienestar #viajes #incentivos #lifestyle #bosque #naturaleza #árboles

10 vistas

© 2019 

WebMaster: Mercedes Izquierdo

Guardians da Terra Sagrada-Guardianes de la Tierra Sagrada.