google-site-verification: googleac1700d1e19b095b.html Mima a tu niñ@ interior

Mima a tu niñ@ interior


Perdonarte a ti mismo y a las personas que te han herido, para que tu corazón se abra a una nuevadimensión de amarte a ti mismo.

Proximamente vamos a presentar un Retiro que hemos llamado: El Arte de cuidar a tu niño interior. Su objetivo es que mimemos a ese niño de nuestro interior que sufre, por experiencias traumáticas de la infancia que creemos sepultadas pero que están condicionando nuestro presente.


"Todos tenemos un niño herido, en mayor o en menor medida. Es nuestro niño interior quien nos grita porque todavía tiene necesidades no resueltas", explica la psicóloga Carmina Varela, coordinadora del Centro Gestáltico "San Isidro"de Tucumán.


Podemos ser un adulto muy responsable, impecable y perfeccionista. Nunca estaba conforme con sus parejas, siempre exigía un poco más del otro provocando inconscientemente rupturas o ser de autoestima tan baja -como producto de nuestra autoexigencia- que nos rodeamos de personas problemáticas y mediocres a las que debemos remolcar para que no caigan al vacío.


La Autoestima se vincula principalmente a nuestro niño interior.Berne en su Teoría del Analisis Transaccional definió el estado del yo Niño como «una serie de sentimientos, actitudes y pautas de conducta que son reliquias de la propia infancia del individuo». (Berne, 1961,1976). Todos los adultos fuimos niños en un tiempo, (aun que no todos los adultos lo recuerden), y ese niño que fuimos nos acompaña en el presente.

Nuestro niño Interior es la parte de nuestra personalidad que  aporta  autenticidad, espontaneidad,  creatividad, entusiasmo,  afectividad a nuestro mundo personal. Es la estructura más energetica que nos habita, y la que nos empuja a la acción. También es la estructura que contiene los miedos más profundos y las heridas más dolorosas.

En la medida en la que atendemos a este niño interior, en esa medida establecemos una autoestima sana y creamos bienestar en nuestra vida.


Mimar al niño interior está en el centro de las enseñanzas del maestro budista Thich Nhat Hanh. Sólo cuidando a nuestro niño interior podemos sanar las heridas del pasado y aprender a reconciliarnos con nosotros mismos y la vida. Sólo así podemos transformar el miedo, la ira, la tristeza, en alegría y paz.


Debemos practicar ejercicios de respiración y concentración para así poder sanar y soltar el dolor que sentimos como adultos por aquellos daños que sufrimos en nuestra infancia y convertir esa energía negativa en compasión y reconciliación con nuestro niño interior.


Nuestro niño Interior es la parte de nuestra personalidad que aporta autenticidad, espontaneidad, creatividad, entusiasmo, afectividad a nuestro mundo personal. Es la estructura más energetica que nos habita, y la que nos empuja a la acción. También es la estructura que contiene los miedos más profundos y las heridas más dolorosas.


En la medida en la que atendemos a este niño interior, en esa medida establecemos una autoestima sana y creamos bienestar en nuestra vida.


Ponte ante el espejo —mirate fijamente a los ojos y ponte a repetir afirmaciones — es un método sencillo para incrementar tu amor a ti mism@.

Louis L. Haye, decía:


"Las afirmaciones positivas plantan pensamientos e ideas curativos que son nuestros pilares para desarrollar autoconfianza y autoestima, y crear paz mental y felicidad interior. Las afirmaciones que tienen más fuerza son las que repites en voz alta cuando estás delante de tu espejo. El espejo refleja los sentimientos que albergas respecto a ti mismo. Te ayuda a reconocer enseguida aquello a lo queopones resistencia y a lo que estás abierto y con lo que fluyes. Te muestra claramente qué pensamientos tendrás que cambiar si quieres felicidad y sentido en tu vida. "


Recuerda que ese niño interior fue en un momento de su desarrollo -normalmente la primera infancia sufrió un trauma, una herida, un vacío, (por presencia o por ausencia)y se construyó su propia isla para defenderse de lo que lo ha hecho vulnerable.


Cuantas veces, nos encontramos a nuestro niño interior como un niño solo, traumatizado, enfermo, necesitado, acobardado,agotado, vulnerable, indefenso, con miedo, frágil, inseguro, infravalorado,escondido, amenazado, violado, cansado, desesperanzado.... y sobre todo...

NECESITADO DE UN ABRAZO, DE AMOR


Tu niño para defenderse construyó un muro, un mecanismo de defensa y autoprotección que es casi inaccesible hasta por nosotros mismos y se ha quedado estancado.


No quiere crecer, protesta e impone su tiranía de diversas formas, nos enferma, nos hace romper con todo, nos aisla y hace díficiles las relaciones con los demás por timidez, complejos, miedos, comprensiones, dependencia, imposiciones ficticias, y se entrega a la búsqueda del espacio interior como un espacio en el que refugiarse de su soledad.

 

En Guardianes de la Tierra Sagrada, encontrareis dos retiros de fin de semana para que saneis vuestro pasado y recupereis la autoestima, la paz y la alegría, para que fluya la energía creativa del niño interior. Muy pronto encontrareis en la Página de Retiros, el dossier de ambos en formato pdf. Estos retiros los recomendamos para personas que tuvieron infancias y adolescencias tristes.


Sanar a la niña interior: Fuensanta Santos

El arte de cuidar el niño interior: Oscar López y Mercedes Izquierdo


Hoy nuestro consejo es que visitéis está página donde nos recomiendan los mejores Blogs de Superación y Crecimiento Personal.



https://libresviajeros.com/mejores-blogs-de-crecimiento-y-desarrollo-personal/

https://es.scribd.com/audiobook/370636253/Budismo-la-ciencia-de-la-autentica-felicidad




© 2019 , Guardians da Terra Sagrada.