google-site-verification: googleac1700d1e19b095b.html

Sufismo y Antiguo Egipto.

En la actualidad son varios los investigadores árabes y occidentales que investigan, como la Tradición y  mística de los antiguos egipcios ha continuado, a través de las prácticas y tradiciones de esa mayoría silenciosa,  que son los egipcios Baladi. Entre ellos tenemos a Moustafa Gadalla.  Egiptólogo nacido en el Cairo, que  es Director de  la Tehuti Research Foundation. Este egiptólogo, no duda en aseverar y probar a través de su amplia bibliografía que  en Egipto se rendía culto a un Dios único, que tenía diferentes atributos a los que se les denomina “neteru”, que no eran dioses, sino atributos de Dios. Entre sus investigaciones más profundas, está la relación del misticismo del Antiguo Egipto y su legado en el sufismo.


Los místicos egipcios prefieren llamarse a sí mismos  “Buscadores de caminos”. El misticismo egipcio, ahora conocido como “sufismo”, recibe duras críticas por parte de los egipcios y se dice que  es (ahora) un nombre sin realidad. Una vez fue una realidad sin nombre.  Un buscador del camino es alguien que cree que es posible tener una experiencia directa con Dios y que busca ese camino y no ganar dinero con los turistas. Cuentan algunos sufis solitarios que no les gustan estas demostraciones publicas.



Sufis del Cairo, danzando.

Dhu’I-Nun el egipcio (murió en el 860 EC) se le reconoce en todas las referencias Sufíes islamizadas como la fuente espiritual del “sufismo”, quien preparó el camino para la forma actual del conocimiento del sufismo islamizado. Los sufíes le reclaman como propio, como el líder y  autor de los conceptos fundamentales, tales como el conocimiento directo (gnosis) de Dios del místico y las estaciones y estados del camino espiritual. Dhu’I-Nun entendía los jeroglíficos del Antiguo Egipto. Se le atribuyen una serie de tratados cortos, que tratan de la alquimia, la magia y la medicina. Todos los escritores Sufíes antiguos (y más actuales) reconocen a Tot (Tehuti), el neter (dios) del Antiguo Egipto, como el modelo antiguo de alquimia, misticismo y de todos los temas relacionados. 



Sufis del Cairo

El reconocido escritor Sufí, Idries Shah, quien era un persa iraní/persa, admite el papel de Egipto a través de Tot y Dhu’I-Nun en el sufismo y en la alquimia de la siguiente manera:  «…La suposición de que la ciencia alquímica llegó de Egipto directamente a través de los escritos de Tot… De acuerdo a la tradición Sufí el conocimiento fue transmitido por Dhu’I-Nun el Egipcio, el Rey o Señor del Pez, uno de los mas famosos enseñantes clásicos Sufíes». [The Sufis, 1964] 

El nombre de Tot aparece entre los maestros antiguos de lo que en la actualidad llamamos el Camino de los Sufíes. Es decir, tanto los Sufíes como los alquimistas reconocen a Tot como la base de su conocimiento.  También, Idries Shah realizó una referencia directa al historiador hispano- árabe, Said de Toledo (murió en 1069), que otorga esta tradición del Antiguo Egipto a Tot (aka Hermes):  «Los sabios afirman que todas las ciencias antediluvianas tienen su origen en el primer Hermes [Tot], en el Egipcio Superior. Los judíos le llaman Enoch y los musulmanes Idris. Fue el primero que habló de lo material del mundo superior y de los movimientos planetarios… La medicina y la poesía eran sus funciones… [así como] las ciencias, incluyendo la alquimia y la magia”» [Asín Palacios, Ibn Masarra, p. 13] 

Es un hecho indiscutible que todos los términos místicos sufíes no son persas (o turcos). Todos los términos sufíes son “árabes”. La lengua “árabe” es básicamente de origen egipcio.La palabra tiene su origen realmente en el Antiguo Egipto. Seph/Soph era un componente de los nombres egipcios comunes, significaba sabiduría y pureza (entre otros muchos significados). 

El país que dispone del mayor número de seguidores “Sufí” es Egipto. La participación de hermandades Sufíes (órdenes) en otros países en compa- ración con Egipto es muy pequeña.  El misticismo egipcio (sufismo) no es una ramificación del Islam; es la “religión” antigua camuflada con términos arabizados/islamizados. 

Para que una persona destaque en algo, debe amar lo que está haciendo. El amor lo vence todo. El amor hace todo fácil. Con el fin de alcanzar un objetivo, el amante no siente dolor, lucha, supera obstáculos, se sacrifica, etc. para conseguirlo. Los Sufíes se llaman a sí mismos buscadores de la verdad, amantes de la verdad, lo que es una reminiscencia de los amantes y buscadores de Maat (que representa la verdad) del Antiguo Egipto que caracterizan a los textos del Antiguo Egipto.

La representación del Antiguo Egipto muestra la Persona Perfeccionada que se purifica por la acción combinada de su corazón (Horus) y su lengua (Tot), con agua en la forma del ankh y el cetro uas, que representan el agua lustral. El ankh representa la vida eterna y el cetro uas representa la autoridad, es decir el autocontrol total. 

“La higiene está próxima a la divinidad” y “Tu cuer- po es un templo”. Estas premisas siempre han sido el punto de vista de los egipcios místicos.  Para tener una mente y un espíritu sano, debemos tener un cuerpo y un entorno sano. En sus concepciones de pureza moral, los egipcios antiguos siempre hacían hincapié en las ceremonias higiénicas del cuerpo humano y su entorno.


Las tradiciones antiguas hacen hincapié en mantener buenos hábitos alimenticios, con una actitud de comer para vivir y no vivir para comer. También recomendaban pasar la limpieza interior cíclica haciendo ayuno (abstención de comer pescado, carne y productos lácteos durante un ciclo de 40 días) y de otras maneras.  Hacer ejercicio y mantenerse en forma fueron/son fundamentales paras los egipcios antiguos y Baladís místicos. El Rey del Antiguo Egipto no debía (o incluso no podía) reinar a menos que tuviera una salud y un espíritu buenos. El faraón estaba obligado a correr una distancia de 5 millas (8 km) en los rituales de Heb-Sed anuales. 


Controlar el ego era/es uno de los requisitos éticos más importantes del Modelo egipcio de misticismo. Uno de los títulos del Rey Egipcio era El más Humilde. Su morada en la tierra estaba hecha de ladrillo de barro, el mismo material utilizado por los campesinos más humildes, el mismo material del que se forjan las grandes almas.

FUENTES:

ERNEST SCOTT, El pueblo del secreto

MOUSTAFA GADALLA, Misticos Egipcios, Buscadores del Camino.

CHRISTIAN JACQ, El origen de los dioses egipcios.

© 2020

WebMaster: Mercedes Izquierdo

Guardians da Terra Sagrada-Guardianes de la Tierra Sagrada.