google-site-verification: googleac1700d1e19b095b.html
 

¿Eres un iniciado de la Luz?


Imagen relacionada

Tu Divino Femenino, quiere que resplandezcas en todo su ser y esplendor. El arquetipo de Isis te recuerda que en los momentos más oscuros siempre hay una chispa de esperanza. Al igual que ellas vivirás el amor, la pasión, la compasión y la feroz sabiduría.  Esa diosa de tu interior te mostrará, porque ella lo sabe, que el amor tiene el poder de curar, y es la magia más poderosa de este planeta. Y que jamás debes dejar que gente negativa, malévola, envidiosa o miedosa aunque sea de tu propia sangre pueda destruir lo más preciado que tenemos.

Desde tiempos inmemoriales el Divino Femenino, la parte receptiva de la Divinidad se ha sentido particularmente cerca de  las “Iniciadas de la Luz”, las guerreras sanadoras, las sacerdotisas, las magas, las Guardianas de la Vida, las Custodias de la Sabiduría, las Señoras de los Lugares Sagrados. Y esto también incluye a los hombres que tienen despierto su lado femenino, intuitivo y espiritual.